.comment-link {margin-left:.6em;}

Anomia

Trabajo para ganar mi cuota de libertad y ofrecer una cuota de mi libertad por una Democracia en Red. Aquí­ no tienes que pagar, mantengo mi blog con dos güiskis menos al mes.

I work to earn my quota of freedom and spend a quota of my freedom for an Open Democracy. You don't have to pay here, I support myself with two whiskyes less every month.

Nombre:
Lugar: Las Palmas de Gran Canaria, U.E., Spain

domingo, enero 16, 2005

Los Grandes Medios se han acabado.

Dice Juan Varela en, Periodistas 21, que los grandes medios han perdido la pista a sus consumidores y los bloggers la han encontrado. Es cierto. Más bien, creo, que eso es cierto. Pero también, que ya no les basta nada, ni siquiera esa tensión agridulce, de buena vela sentimental al difunto, por la que se llega a imaginar que los grandes medios puedan atraer talentos ... para producir un cambio mestizo tolerable en ellos. Se los ha tragado el Tsunami.

Nosostros somos los grandes medios reales, reclamamos nuestro patrimonio de veracidad, honestidad y generosa gracia. Estamos retomando lo que cedimos a especialistas que, al final, como aún hacen los políticos, se quedaron con nuestra tierra, nuestro buey y nuestro arado.

La estirpe política, por otra parte, es muy sobrevividora y aún logra debatirse con relativo éxito en medio de las aguas, sin soltar el mango de la sartén. Nadie les cree, y nadie les va a creer, excepto esas gotas de agua que, a golpitos de historia prosaica, se van introduciendo en sus exhaustos pulmones. Sartén, que rueda de molino, de oro y piedras preciosas, llevan atada a sus cuellos blancos. No escaparán, jamás abandonarán sus ruedas.

Como un blogger entre millones, podría haber constestado esto en Periodista 21. Pero, en ese caso, ¿y yo qué, no labro, no como?. Seamos honestos, hay que redistribuir o nos quedamos nuevamente sin arado. Es más, no estoy de acuerdo en que alguien venga aquí a escribir comentarios. Porque hay barcas para todos y, quien no tome una, pues que se quede con los grandes medios.

Yo, ya me largo, sin mirar atrás, por encima de los grandes y los imperios, surfeando sobre la cresta del Tsunami. Porque este es el tiempo del Cosmos, el tiempo de la pesca, el tiempo de la Red.


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home