.comment-link {margin-left:.6em;}

Anomia

Trabajo para ganar mi cuota de libertad y ofrecer una cuota de mi libertad por una Democracia en Red. Aquí­ no tienes que pagar, mantengo mi blog con dos güiskis menos al mes.

I work to earn my quota of freedom and spend a quota of my freedom for an Open Democracy. You don't have to pay here, I support myself with two whiskyes less every month.

Nombre:
Lugar: Las Palmas de Gran Canaria, U.E., Spain

viernes, enero 28, 2005

No a la Constitución Europea contra la Democracia en Red

Sabemos que es un gasto colosal la celebración de unas elecciones. Pero razón mayor para apresurar el paso e invertir más interés en el sistema digital por Internet (Política 3.0, en Periodistas 21, síntesis en español). Esto del gasto no puede admitirse como justificación del postulado político que quieren colarle a los ciudadanos europeos, es decir, que al Presidente del Consejo Europeo, lo elijan los Jefes de Estado y de Gobierno. Lo que ocurre es que a la clase política le cuesta reconfigurar sus estructuras psicológicas de análisis político prospectivo y no se atreven a entrarle a la muleta, diciendo: Más vale malo conocido que bueno por conocer y si, además, logramos ventaja, mejor que mejor.

Por lo tanto, desde esta perspectiva de Preelectorales y Elecciones en Red, acorde con la nueva línea propuesta en la Democracia Extrema (Original en inglés) -mejor llamada Democracia en Red, porque no tiene nada de producto de extremistas (Periosdista 21, comentado en español)- hay que decir que es un robo al ciudadano y una traición a la Democracia o República la entrega de la elección del Presidente del Consejo Europeo a los Jefes de Estado y de Gobierno. Europa es de los ciudadanos, no de los Jefes de Estado y de Gobierno. Si la mayoría de los Jefes de Estado y de Gobierno, contra el clamor de los ciudadanos que les eligieron como los españoles hicieron con Aznar, nuestros conciudadanos británicos con Blair y nuestros aliados norteamericanos hicieron con Bush, decidieran ejecutar algún plan indeseable, el Presidente del Consejo Europeo les debería su cargo y con certeza desecharía pagar su deuda a los ciudadanos, de quienes por definición emana el poder de todos ellos y se produciría, en el Cuerpo de Europa, una herida con hedor a muerte por la apertura de una brecha, probablemente incurable, entre las estructuras gubernativas y sus fundamentos sociales humanos.

Por esta razón muchos ciudadanos no ven claro el tema de la Constitución Europea, de ahí que sólo un 36% ha manifesado que se va a molestar en ir a votar. Esperemos que no voten contra los intereses de los ciudadanos europeos y VOTEN NO. Aunque la mitad de los españoles admite sin embargo que es bueno para los europeos disponer de una Constitución, como lo atestigua el hecho de que un 56% de ellos manifiesta que apoya el hecho de una Constitución Europea. Pero no han dicho que esta Constitución sea la buena para los ciudadanos europeos, aunque los políticos y demás digan lo contrario, entre otras razones porque no conocen el texto y, porque aún conociendo el texto, no acierten a descubrir los gazapos que han introducido los abusadores de siempre. Mi abuela tiene razón cuando dice que no va a votar, porque ya está vieja para lo de la vaselina y sin su consentimiento.

Existe demasiada distancia entre los ciudadanos y los políticos en general, los partidos de esos políticos y quienes han llegado a las cámaras democráticas. No es razonable que esos mismos políticos, que no saben y más bien no quieren estar a la altura de los ciudadanos de a pie después de meterse sus cargos en sus bolsillos, nos vengan a colgar sobre nuestras cabezas, allá arriba, sobre las nubes de Europa, a una especie de Zeus. Cuando sabemos que en su mano derecha asirá el cetro de la Religión Laica en curso y en su izquierda el pergamino inconfesable e inconfesado con las listas de impuestos al pueblo llano, para mantener el Estado de Bienestar del que los mercaderes no quieren ni oir hablar. No a este proyecto de Constitución Europea para los políticos, los mercaderes y la globalización liberal del agonizante paradigma.

Decimos que sí a la Constitución Europea por y para el Pueblo, tantas veces como sea necesario decir NO a este proyecto de Constitución para políticos, mercaderes y globalizadores del salvajismo ideológico y económico.

Periodistas 21
Extreme Democracy

La SGAE vota Sí, escucha la razón del NO: NOsgae.mp3.

NO

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home